top of page
  • Foto del escritorThe Nest Swing

Women in Jazz: Valaida Snow

“A finales de los años treinta, las mujeres comenzaron a abrirse brecha en el universo jazzístico, hasta entonces patrimonio masculino casi exclusivo. La Segunda Guerra Mundial aportó nuevas oportunidades a mujeres, pues numerosos instrumentistas masculinos fueron enrolados en el ejército. Dos orquestas femeninas destacaron de modo particular por su éxito y excelencia técnica: Ina Ray Hutton and Her Melodears Orchestra, banda que comenzó a hacerse popular antes de la guerra, y The International Sweethearts of Rhythm. Escapando al ámbito de las orquestas enteramente femeninas, algunas instrumentistas consiguieron integrarse con éxito en grupos masculinos del momento. Tal es el caso de Valaida Snow, trompetista con Fletcher Henderson, algo más tarde, Billie Rogers, trompeta, y Marjorie Hyams, vibráfono, en la orquesta de Woody Herman, y de Melba Liston, trombonista en la Dizzy Gillespie Orchestra. “ Fragmento del libro Historia del Jazz de Frank Tirro Bienvenidxs otro Jueves más al Nest Club pajaritxs!

El artículo de hoy va dedicado a una talentosa instrumentista a la que la Historia del Jazz menta de pasada. Otra mujer más a la que la historia no hace justicia. Una instrumentista a la que muchos bautizaron en su época como “la Reina de la trompeta” o como decía Louis Armstrong “la segunda mejor trompetista del mundo”. La talentosa Valaida Snow.

Valada Snow (quién posteriormente cambiaría su nombre a Valaida) nació un 2 de Junio de 1904 en Chattanooga (Tennessee), en el seno de una familia de músicos de clase media.

Su madre, Etta, profesora de música y alumna de la universidad de Howard, fue quien enseñó a sus 4 hijos (Valaida, Alvaida, Hattie, y Arthur) a cantar y a tocar diversos instrumentos. Entre ellos se encontraban el violonchelo, el violín, el banjo, el contrabajo, el clarinete, el saxofón y la trompeta, entre muchos otros.

El padre de Valaida, John Snow, trabajaba en el show bussiness y fue quien formó la troupe de niños los ”Pickaninny Troubadours” , a la que fue incorporando a su hijos tan pronto como aprendieron a andar y a hablar.

Este hecho hizo que Valaida fuera capaz de bailar, cantar y tocar el violín en los escenarios del Sur de Estados Unidos desde la temprana edad de 5 años. Su presencia en el circuito Vaudeville continuaría durante toda su adolescencia en la que fue ganando fama gracias a su presencia en el escenario y a su manera de cantar y bailar. Pero sin duda lo que cautivó al público fue su manera tan personal de tocar la trompeta. Tras años actuando en el Sur de Estados Unidos, decide ir a Nueva York en 1922 donde consigue actuar por primera vez en la revista “Holiday in Dixieland» de Will Mastin.

Poco después tendría la ocasión de actuar en el Barron’s Exclusive Club, en Harlem. El Barron´s, precursor de grandes locales como el Cotton Club, el Small Paradise o el Connie´s Inn , era conocido por la pudiente audiencia blanca que lo frecuentaba.

Un año después su fama le llevó a actuar con la gran Mamie Smith en el Teatro Lafayette de Harlem. El director de banda y cantante Noble Sissle y el pianista de jazz Eubie Blake, tras verla actuar le ofrecieron un papel en su producción, The Chocolate Dandies, que tras una gira de seis meses, se estrenaría en Broadway en 1924. Fue en este momento donde el destino cruzaría a Valaida con su futura amiga Josephine Baker y Lena Horne, quienes formaban parte del reparto. En 1926, con 22 años, se marchó por primera vez al extranjero, y lo hizo nada más y nada menos que a Shanghái. Durante los siguientes tres años visitó China, India, Singapur y otros países orientales actuando como parte del  grupo,  Jack Carter’s Serenaders.

En 1929, después de su gira por el Sudeste asiático regresó a los Estados Unidos. Año en que tuvo lugar la más catastrófica caída del mercado de valores en la historia de la bolsa en Estados Unidos, la crisis del 29, y que iniciaría un nuevo ciclo económico en el país llamado la Gran Depresión. A pesar de las altas cifras de desempleo, la ley seca vigente a finales de los años 20, provocó el florecimiento de los Speakeasies, los bares clandestinos donde se servía alcohol acompañado generalmente de espectáculos de música y baile. Fue aquí donde muchos artistas pudieron encontrar empleos que aun siendo precarios les ayudaron a pagar las facturas. En Chicago, tuvo la oportunidad de poder colaborar con la orquesta de Earl Hines en el Sunset Café, fue en esta ciudad donde grabó la canción Maybe I’m to Blame (1933). Pincha aquí para escuchar la canción. La falta de oportunidades labores la empujó a trasladarse a Europa, tal y como ya había hecho su amiga Josephine Baker años antes, y tal y como lo harían muchos otros artistas afroamericanos (Louis Armstrong, Billie Holiday y Duke Ellington entre muchos otros) a lo largo de su carrera musical.

A todos ellos les fascinaba el respeto, la popularidad, el cariño y la admiración que les mostraba el público europeo. Muy diferente del trato segregador, y opresivo con el que habían convivido durante toda su vida en Estados Unidos.

Fue en Europa donde Valaida sintió mayor libertad a la hora de crear y grabar su música, hecho que provocó que su fama y éxito fueran creciendo cada vez más, tanto que en 1934 consiguió que la invitaran a formar parte del espectáculo de Ethel Waters, Rhapsody in Black.

Ese mismo año, el 25 de Agosto de 1934, Valaida tuvo la ocasión de cosechar otro éxito más en su carrera, el estreno de la revista Blackbirds en el London Colliseum, hecho que acrecentó más aún su fama. El destino quiso que 1934 fuera también el año en el que Valaida conociera a un joven bailarín de claqué 11 años más joven que ella. Un bailarín del que se enamoraría y con el que se casaría repentinamente. Se trata nada más y nada menos que de Ananias Berry, componente de los Berry Brothers.

Os dejamos aquí un vídeo con una actuación suya:


Panama Hattie – Berry Me Not with The Berry Brothers (1942) 8 años después de que Ananias y Valaida se casaran

Sin duda los Berry Brothers bien merecen un artículo para ellos solos, ¿no creéis? 🙂

Ananias pronto dejó la compañía de baile para poder actuar con Valaida, cosa que provocó bastantes tensiones en el grupo y con el padre de Ananias, que era el manager del grupo.

Estas tensiones sumadas a la diferencia de edad entre Valaida (30 años) y Ananias (19 años), hecho que en aquella época era bastante impopular, provocó la ruptura de la pareja al poco tiempo. En 1936, de vuelta en Londres, Valaida grabaría algunas de sus composiciones más famosas como:


High Hat, Trumpet and Rhythm


I Want A Lot Of Love


Take Care Of You For Me

Valaida también tuvo la ocasión de actuar en algunas películas como Take It from Me (1937), dirigida por Wiliam Beaudine y rodada en Gran Bretaña, y Pièges (1939), dirigida por Robert Siodmak y rodada en Francia.


Pièges (1939)

Valaida coincidió con su amiga Josephine Baker en Paris poco antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial. Las dos tenían muchas cosas en común.

Ambas eran afroamericanas que se sentían más acogidas en Europa que en su país natal. Ambas eran mujeres que debieron sentirse en alguna ocasión intrusas en el mundo del Jazz, un mundo que en aquella época era predominantemente masculino. Y ambas eran mujeres talentosas, empoderadas y liberadas en un contexto socio-cultural lleno de prejuicios de clase, de género y de raza.

Se cuenta que en un programa llamado American Legacy, el cantante y pianista de cabaret Bobby Short contó que Valaida se paseaba en un descapotable acompañada de su chofer, un sirviente y un mono, y que estos tres iban vestidos con el mismo uniforme.

Josephine Baker temiendo el inicio de la Segunda Guerra Mundial aconsejó a su amiga que regresara a Estados Unidos, pero Valaida tenía contratos firmados en Dinamarca y Suecia que quería cumplir, así que optó por quedarse.

La Segunda Guerra Mundial pilló a Valaida en Dinamarca, en 1941, cuando este país cayó bajo el poder de los nazis. Fue entonces cuando fue apresada. Mucho se ha hablado del motivo por el que Valaida fue a prisión. Tanto su biógrafo Mark Miller (High Hat, Trumpet and Rhythm: The Life and Music of Valaida Snow) como Candance Allen (escritora del libro Valaida, a novel) coinciden en que pudo haber sido apresada o bien por consumo de opioides o bien por no haber ido cada semana a la comisaria a reportar su estancia en el país, hecho que podría haber pesado más que el consumo de sustancias opiáceas, algunas de ellas de consumo legal en aquella época.

Una vez liberada, fue repatriada a Estados Unidos en 1942, pero volvió bastante debilitada a nivel mental y físico.

Se comenta que las historias que se cuentan sobre la estancia de Valaida en un campo de concentración Nazi durante la Segunda Guerra Mundial fueron la coartada para explicar su delgadez extrema y su deterioro físico a su vuelta de Europa, que se debió en realidad al consumo de opiaceos.

Pronto volvería a actuar, pero no con la chispa y la energía de antaño. Valaida continuó actuando durante los años 40 y parte de los 50, hasta su muerte, en Mayo de 1956, tras una actuación en el Palace Theatre de Nueva York. Durante todos esos años su salud nunca llegó a recuperarse y cuando actuaba lo hacía en unas condiciones físicas muy difíciles.

Sin duda Valaida no solo poseía talento, clase y carisma . Lo que la diferenciaba del resto y por lo que hizo historia era por su versatilidad y su excelencia en tantos campos. Valaida además de cantar y bailar, componía canciones, realizaba arreglos, y además de ser una virtuosa en la trompeta tocaba otros muchos instrumentos y dirigía bandas de jazz. Todo ello siendo una mujer afroamericana en un contexto socio-cultural y económico especialmente difícil. Sin duda Valaida demostró ser una artista prodigiosa y única en su tiempo.

Os dejamos aquí material audio-visual suyo por si os apetece informaros un poco más sobre la vida de esta magnífica artista: Caravan – Valaida Snow con Duke Ellington (1939)

Pincha aquí para ver la Biografia de Valaida Snow comentada por Fayard Nicholas, Bobby Short y Bill Reed

Un par de podcasts donde narran su vida:- – en el programa de tve Afroamérica 💜 Pincha aquí – en la radio de la escuela Animal Jazz de Madrid con Alan Moran. Pincha aquí

Y por último, algunos de sus discos en Spotify:- Complete Jazz Series del 1933-1936 Complete Jazz Series del 19367-1940 Complete Jazz Series del 1940-1953 Esperamos que os haya gustado el artículo, nos vemos en el siguiente post pajaritxs! ^^

20 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page